Comienza la temporada, los niños al cole, los fascículos de las colecciones que nunca acabamos en los kioscos, la dieta que recuperamos y tantas y tantas cosas que te resultarán familiares.

Comienza un año laboral, cargado de proyectos y de ilusiones como no podría ser de otra manera, pero con un objetivo claro, quiero ser más productivo.

Me va a resultar difícil lograr este año esa meta secreta de la Semana Laboral de 4 horas y es probable que el amigo Timothy Ferriss se enfade conmigo, pero no te preocupes que estoy en el camino :-)

Aumentar la ProductividadEl teléfono ya empezó a echar humo interrumpiéndome constantemente y no faltan las llamadas para esa cita / reunión ineludible. Los papeles se acumulan sobre la mesa y el correo es consultado una y otra vez. Vuelvo a estar como casi siempre, pero esta vez va a ser que no y voy a poner el intelecto a trabajar un poco con el más común de los sentidos.

Estos son mis consejos para aumentar la productividad:

1.- Delegar: Este verano he aprendido que lo de ser superman lo vamos a dejar para los Community Managers. http://www.solomarketing.es/community-manager-el-superman-de-las-redes-sociales/
Eso de intentar hacerlo todo porque te crees imprescindible, único y un prodigio de la naturaleza, es uno de los principales errores que cometemos. Tengo un equipo impresionante, perfectamente capacitado para hacer labores que entiendo no debo hacer yo. Saber delegar es una de mis asignaturas pendientes, y esta la voy a aprobar seguro. De poco sirve intentar hacer todo, ya que lo normal es lo hagas mal. No quiero ser un hombre orquesta, quiero disfrutar un poco más de la vida viendo cómo suena mi orquesta.

 

2.- Priorizar.- Hay un orden de prioridades que voy a respetar. Hasta que no acabe la primera tarea no empezaré la segunda, ni permitiré que una tercera sustituya a la primera, ya que en este caso la lista nunca se acaba y uno no es productivo. Este error es muy habitual, van entrando cosas y más cosas y hay que saber decir que no, o volver a leer el punto 1 :-)

 

3.- No molestar.- Ese cartelito es importante que flote en el ambiente de mi despacho. Las interrupciones y sobre todo si son absurdas o evitables atentan de forma grave contra la productividad. No voy a permitir que se me consulte para todo, máxime si son cosas que mi equipo puede solucionar por sí mismo. Hemos estado trabajando en un documento tipo FAQ para poder solucionar incidencias y consultas sin solicitar autorización constante a la dirección. Es más, esta autonomía crea sintonía y buen ambiente de trabajo, ya que es muestra de confianza en tu equipo.

 

4.- Evitar reuniones: Se realizarán siempre y cuando sean estrictamente necesarias y teniendo muy adelantado y preferiblemente por escrito los temas a tratar en las mismas. Para qué negarlo, soy un enamorado de las relaciones personales y de reunirme, pero hay que reconocer que  hay que minimizarlas y sobre todo concentrarlas en un máximo de dos días a la semana, de cara a que podamos ser más eficientes. También es importante concentrar las mismas en franjas horarias, imagina. una a las 10 h., otra a las 12 h. y no una a las 10 h. y la otra a las 17 h. También recomiendo fijar de antemano un tiempo máximo para las reuniones, hay que ir al grano.

 

5.- Correo electrónico.- Sé que me va a costar, pero no se puede consultar el correo 20 veces al día. Si algo es urgente, verdaderamente urgente, no dudes que el interesado te localizará. Pero acceder varias veces al día a consultar el e-mail hace que tu productividad baje. Cada uno debe establecer cuando consultar el correo, pero yo lo haré a media mañana y al final de la tarde.

 

6.- Llamadas telefónicas.- No podré evitar que me llamen los clientes, es más, muy mala señal sería que mi teléfono no sonara, ya que es una parte fundamental de mi trabajo, pero tengo que evitar llamadas internas desde mi oficina para temas que se pueden tratar todos juntos al final de la jornada laboral. El famoso cartel de “no molestar” debe estar próximo a la pantalla de mi Iphone.

Como verás, tengo mis 6 buenas intenciones, ¿y las tuyas?.

Observa que no he dicho nada de las redes sociales y la productividad. Hablamos de una de mis pasiones, así que, no te podría mentir…

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

catorce − cuatro =

clear formSubmit