La originalidad al poder y eso deben haber pensado en los EEUU cuando una agencia de Marketing ha creado el ya bautizado como  “Beardvertising” y que no es otra cosa que colocar publicidad en las barbas de las personas que se presten a ello.

 

 Beardvertising

Si creías que ya conocías todas las variantes de hombre / mujer anuncio estabas equivocado y fíjate que yo pensaba que lo había visto casi todo.

Años atrás quedaron vídeos como este:

 

 

Conozcamos algunas iniciativas publicitarias que recuerdo en este “nicho de mercado”,

 

1.- Calzones de boxeador como soporte publicitario con publicidad QR.

Fue el año pasado, 2012, cuando la casa de apuestas Betfair “apostó” por esta original forma de captar la atención del público. Ni cortos ni perezosos, colocaron uno de los incipientes Códigos QR en los calzones del boxeador irlandés Eamonn O’Kane

QR en los calzones de un boxeador

 

2.- Muslos, señoritas y publicidad

La agencia japonesa Wit Inc, reclutó a mujeres para que llevaran publicidad (en forma de una pegatina) en sus muslos. Lo curioso era que las candidatas debías tener –por eso de amplificar el mensaje publicitario- una buena cantidad de seguidores en las Redes Sociales y hacerse un par de fotos al día (y compartirlas obviamente) luciendo esta original forma de publicidad.

Muslos, señoritas y publicidad

 

3.- El hombre anuncio

En el año 2010 otro boxeador, en este caso, Billy Gibby, se tatuaba los logotipos de sus patrocinadores por todo sus cuerpo.

 

El hombre anuncio
4.- Embarazos patrocinados

Ya en 2006 en EEUU era habitual ver a mujeres embarazadas en Internet ofreciendo sus vientres como espacio publicitario. Lo subastaban al mejor postor en Ebay y recuerdo que Globat.com fue una de las marcas que apostaban por el nuevo soporte. Posteriormente, casinos on line como GoldenPalace.com se unieron al negocio.

 

 

5.- El más famoso streaker del mundo, Mark Roberts
Casualidades de la vida, lo conocí en Inglaterra, me lo presentó mi amigo Kenneth Asquez. Saltan al campo en busca del impacto publicitario y aunque son cada vez menos habituales por la vigilancia existente, se ganan la vida de esa forma.

 


Lo que sí espero es que no lleguemos nunca a extremos como este:

 

Anuncios

 

No te asustes que lo de los niños no ha llegado todavía, pero…

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

clear formSubmit