Hace años el gran Arturo Pérez Reverte publicaba este artículo que se hizo viral : “Es la guerra santa, idiotas

Dicen los que entienden algo del Marketing, que el título es el 80% del post y que si captamos la atención con este, lograremos que el lector tenga interés en seguir leyendo.

Hoy quiero captar tu atención porque esto de los virus no es ninguna broma y hay que tomárselo muy en serio.

 

Esta semana hemos recibido muchas llamadas en AndaluNet de clientes extrañados por estos e-mails que estaban recibiendo. Estamos ante una nueva oleada de ataques a nuestros correos. El culpable es un virus (ransomware) que suplanta la  identidad de amigos, familiares, clientes o proveedores. Como habrás podido comprobar te envían en “inofensivos” archivos adjuntos, facturas o presupuestos que bajo ningún concepto debes abrir.

Voy a partir de la base que tienes un buen antivirus actualizado y que por supuesto realizas copias de seguridad de toda la información que tienen en tu ordenador, ¿Verdad? 😀😀

 

Cuando recibas ese correo debes hacerte estas preguntas:

1.- ¿Es habitual que este “amigo, familiar, cliente o proveedor” (en adelante AFCP) te mande un e-mail y encima con un archivo adjunto? Si no lo es, sospecha y no lo abras..

2.- ¿Estabas esperando un correo electrónico de este AFCP? Si no lo es, sospecha y no lo abras.

3.- ¿Está correctamente escrito ese e-mail o notas que hay errores ortográficos, saltos de líneas en los textos, etc? Si no lo está, sospecha y no lo abras.

4.- ¿Están en la parte inferior del e-mail los avisos legales que deben tener los correos electrónicos? Si no están, sospecha y no lo abras.

 

Otro truco es el de colocar el cursor de tu ratón (sin hacer click) encima del remitente (e-mail) y ver que hay detrás. Si no coincide con el e-mail verdadero de tu AFCP descubrirás que alguien está intentando suplantar su personalidad con fines poco deseables. Además, en la mayoría de las ocasiones verás que el dominio del país desde el que te están escribiendo es extranjero.

 

Insisto una y otra vez: “No hacer click y abrir este tipo de archivos adjuntos te evitará más de un dolor de cabeza”. Seguro que no te hará ninguna gracias no poder acceder al contenido de tu ordenador porque todos tus archivos estén encriptados y los “malos” te pidan un rescate en forma de Bitcoin.

Recuerda, cualquier precaución es poca y ya sabes, ojito a lo que te envía por email con un archivo adjunto ese AFCP.

 

Si desgraciadamente tu ordenador (los móviles tampoco están libres) ha sido infectado, ponte en manos de tu informático de confianza o contacta con nosotros, pero en ningún caso pagues el rescate.

#palabradeandalunet 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

clear formSubmit