Rafa Nadal. Roland Garros 2013

Hacía mucho tiempo que no veía por televisión un partido de tenis. Recuerdo que de niño veía todo el deporte que ponían, poco me importaba si era fútbol, baloncesto, balonmano, waterpolo ó hockey, lo veía todo. Han pasado los años, y las obligaciones me impiden disfrutar como en aquellos años de esas maratonianas jornadas.

 

Ayer fue un viernes especial, estaba jugando Nadal contra Djokovic por un puesto en la final de Roland Garros y sentí como “la caja tonta” me llamaba. Llegué en el cuarto set cuando disputaban el tie-break que acabó ganando el serbio. Es decir, se lo jugaban todo en el quinto y definitivo set, ya que Rafa había ganado el primero y el tercero, mientras que Novak ganaba el segundo y cuarto.

 

Para qué negarlo, viendo los primeros juegos de este último set y tras observar como ganaba Djokovic el cuarto, mi larga experiencia de veterano televidente :-) viendo este tipo de partido hizo que le dijera a mi niño : “Nadal no puede. No tiene nada que hacer”.

 

Aún no había acabado mi sentencia para el mallorquín cuando escucho al comentarista decir: “Rafa nunca se rinde”. Pero lo que más me llamó al atención es que esta frase la repitió una y otra vez, algo que me hizo pensar que era una de las señales que la vida siempre nos pone delante de nuestros ojos.

 

Sobra decir, cuál fue el resultado final, ganó Nadal por quinta vez a Djokovic en Roland Garros . Demostró una fortaleza mental tremenda que acabó por sacar de la pista al grandísimo jugador serbio, que sigue sin saber lo que es salir victorioso de una final sobre la tierra batida de París, siendo el único torneo del Grand Slam que falta en su palmarés.

 

Esta lección en forma de partido de tenis, me recordó la de veces que he dicho a jóvenes y no tan jóvenes, que la derrota solo llega cuando dejamos de luchar, cuando dejamos de intentarlo. La de veces que dije en el mundo de la empresa, en el de las ventas, o en la propia vida, que nunca podemos rendirnos. Y Rafa nos lo ha demostrado, cuando peor estaba, cuando más hundido parecía renació de sus cenizas como el ave Fénix.

 

Si tienes un sueño, ver por él y punto… ¿Te acuerdas? – Y Nadal tenía claro su sueño, su octavo título en Roland Garros.

 

Los obstáculos en la vida están ahí, pero precisamente están para que los superes y demuestres lo fuerte que es tu objetivo – Nadal tenía un enorme obstáculo enfrente y se llamaba Novak Djokovic, una persona que también tenía como sueño ganar en París.

 

No dejes de prepararte, de formarte, es clave para alcanzar el Exito con mayúsculas – En este caso, Nadal salía de una lesión, y tanto física como mentalmente tuvo que luchar duro cada día para lograr su visión, su meta, su objetivo.

 

Me gustaría que estas enseñanzas que nos ha dado Rafa Nadal te sirvan como estímulo en tu vida, a fin de cuentas buscando ese objetivo nació este blog. Por cierto, voy a aprovechar para recordar un post que publiqué meses atrás y en el que os contaba las 6 reglas para alcanzar el éxito que tenía Arnold Schwarzenegger

| Ver post |

Te animo a que dejes tu comentario, y que nos digas qué haces tú para ser como Rafa.

2 thoughts on “Rafa nunca se rinde, ¿Y tú?

  1. juan carlos antunez

    Pero ademas de preparacion, que es superimportante, le doy un puntito mas a la motivacion, si no…..
    Yo de mayor….quiero ser RAFA NADAL

    • @santiperdomoand

      Tú estás en el camino de serlo Juan Carlos.
      Es verdad, la motivación, ese optimismo y Energía Positiva son más que importantes. Lo mismo que plantearnos las metas, nuestros objetivos…

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

9 + 5 =

clear formSubmit