Xuso. Jones. Cantando el pedido en McAuto

Dicen que en tiempos de necesidad, ponemos el ingenio a trabajar para ser diferentes. Es momento para reinventarnos y no vale ya ser más de lo mismo. En la diferenciación está el éxito.

La semana pasada a todos nos sorprendía Enzo Vizcaíno, un joven periodista en paro que vive en Barcelona y  que lejos de buscar trabajo de forma tradicional, se lanzó a cantar su curriculum en el metro de Barcelona. En menos de 7 días ha alcanzado la no despreciable cifra de casi 500.000 reproducciones en Youtube y todos los medios de comunicación se han hecho eco de su iniciativa.

 

Enzo ha pasado de ser un desconocido a hacer mucho ruido y nadie le garantiza que encuentre trabajo, pero siempre quedará como alguien que fue distinto a los demás, alguien que rompió las reglas para lograr su objetivo, de la misma forma que  Dick Fosbury, campeón en los Juegos Olímpicos de México 1968, se hizo famoso por utilizar una nueva técnica para pasar por encima del listón. Una técnica que nadie había utilizado hasta ese momento y que sigue hasta nuestros días (ya que antes los atletas no realizaban el salto de altura como hoy en día)

 

Me recordó el caso de Enzo, a otro que vimos el año pasado, cuando David Heredia, un creativo publicitario, usó también Youtube para intentar encontrar trabajo en su sector. Lo hizo de una forma muy original, grabó un vídeo en el que sus abuelos hablaban de las excelencias profesionales de su nieto. “Un muchacho que no tiene vicios…”

 

David había humanizado algo tan frío como el curriculum vitae. Había buscado a los mejores prescriptores posibles. Una vez más, alguien anónimo había sido distinto y su originalidad lo había hecho famoso.

 

El año pasado y cansado de que nadie se interesara por su casa en venta, Abraham Sevilla nos sorprendió a todos con una original canción que también subió a Youtube. Era la primera vez que se intentaba vender una propiedad inmobiliaria cantando.

 

No sé si llegó o no venderla, pero sí recuerdo como todas las cadenas de televisión se hicieron eco de su iniciativa.
Otro caso de éxito, fue el de Xuxo Jones, que pasó del anonimato a ser conocido también gracias a Internet.  En mayo de 2011 subió un vídeo a Youtube, en el mismo, él y unos amigos realizaban un pedido en su McAuto preferido pero cantándolo. Este vídeo lleva más de 5 millones de reproducciones.

 

 

Hoy Xuxo es un fenómenos de masas, da conciertos, acaba de sacar un disco… y todo gracias a ser distinto.

Como tantas veces digo, si tienes una idea, una ilusión, pasa a la acción, será la única forma de saber si tienes o no éxito.

Seguro que habrá muchos más casos como los que te mostrado, ¿Cuáles conoces tú?

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

clear formSubmit