Y Google se quiere llevar el balón…

Los que me conocen saben que me encanta explicar las cosas con ejemplos, quizás se deba a que la docencia me apasiona, a fin de cuentas eso llevo haciendo desde mis comienzos de una u otra forma.

Recuerdo de pequeño cuando jugábamos un partido de fútbol, que cuando el dueño del balón se enfadaba, se llevaba la pelotita y por tanto acababa el partido. Eso, de una forma similar ha sido para mí, la conversión de Google en buscador social. Ha observado como había un partido precioso en el que estaban destacando el equipo de Facebook y el de Twitter (principalmente) y a él que también le gusta el “negocio” del fútbol (Social Media) sabía que los espectadores (usuarios y sobre todo empresas que son las que tienen el dinerito para pagar la entrada) no le estaban prestando mucha atención y el gigante se enfadaba, ya que no era la primera vez que le ocurría.

¿Y qué ha pasado? Como os decía, solía pasar que el dueño del balón era el que tenía el mejor chandal, las mejores zapatillas y por supuesto, el “único balón”. Cuando se enfadaba (la verdad es que además era muy malo jugando) lo normal es que se llevara el balón y acababa el partido

Details

Un enemigo llamado Redes Sociales (… para algunos)

Voy a intentar traer al blog  experiencias que me encuentro cada día en la calle. A fin de cuentas mi trabajo es ese, ayudar a empresas en este “nuevo” y apasionante Universo 2.0 .

Me gusta mucho la palabra “Pasión”, ya que si no estamos enamorados de nuestro trabajo, difícilmente un cliente confiará en nuestros consejos para que sepa adaptarse a esta Revolución.

La palabra Pasión (otra vez la pongo con mayúsculas) creo que debe ser parte de nuestras vidas y más ahora,  en los que términos @raros” que estaban casi “descatalogados” como Honestidad, Transparencia,  Humildad, etc han resucitado para el bien “Social” del mundo.

Tras esta reflexión mañanera voy al grano. Ayer por la mañana visito a un cliente de los de toda la vida, pero que hacía tiempo que no veía y le pregunto qué opina de las Redes Sociales. La primera respuesta -ya me la esperaba- fue: “yo estoy en Facebook, mi mujer metió algo, pero hace tiempo que no entro porque la última vez me llevé un sofocón…”

Details