Dime de dónde vienes y te dirés cómo eres, incluso quién eres.

En demasiadas ocasiones tu situación personal y profesional, tu círculo de amistades, los lugares donde te mueves,  etc vienen condicionados por el lugar donde naciste, el ambiente donde te has movido a diario o las creencias y limitaciones que te impusieron desde que eras un niño y que afectó lógicamente a tu crecimiento personal.

El verbo reaprender debería convertirse en asignatura de curso obligatoria en algún momento de nuestras vidas. Volver a aprender todo aquello que hacemos mal debido a que lo entendimos de forma errónea, lo aprendimos de manera equivocada.

Muchos no se han dado cuenta que naciste con alas para volar como un águila y dominar el cielo, pero te has acostumbrado a vivir en esa mal llamada zona de confort, que no te permite volar, sino que sigues malviviendo entre gallinas.

Hoy, tras mucho tiempo sin hacerlo, vuelvo a escribir en mi blog gracias a la motivación que me dio Fernando Acedo.

Espero que esta fábula del águila y la gallina te ayude a extraer una consecuencia positiva.

No olvides nunca que si no crees en ti, nadie lo hará.

Cree en ti y en tus posibilidades. Todo será posible.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

clear formSubmit