Nunca me pareció ético eso de comprar el nombre de un competidor en los anuncios de Google Adwords para intentar captar clientes. Dicen que en la guerra todo vale y eso es lo que parece que han pensado en las recientes elecciones de Estados Unidos los asesores de Barack Obama y de Mitt Romney. No han escatimado esfuerzos en forma de miles de dólares para comprar las palabras clave con el nombre de su rival político para destacar en la empresa de Mountain View.

Cuando se buscaba en Google “Barack Obama”, aparecían en los primeros resultados los anuncios de pago (SEM) de Romney, y al contrario pasaba lo mismo, que buscabas “Mitt Romney” y te salían las alabanzas hacia Obama.

La noticia me ha llamado mucho la atención, ya que en nuestro país y tras varios años de litigio, la Justicia dio la razón, este mismo 2012, a la empresa Masaltos.com, que había denunciado como un competidor realizaba de forma constante una práctica similar a la de los políticos americanos, comprando en Google Adwords las palabras idénticas a esta marca registrada.

En resumen,  en nuestro país no está permitido que una empresa utilice la marca registrada de un competidor como estrategia en Adwords para captar visitas y más posibles ventas, al menos, vemos que es un hecho denunciable. Sin embargo, en los EEUU parece ser lo más habitual del mundo…

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

clear formSubmit