Hasta ahora y siempre hablando del mundo online, la publicidad en los primeros años del siglo XXI está siendo dominada por los dos grandes gigantes, Google y Facebook. Han entrado en juego actores secundarios como publicaciones online  y alguna que otra red social, pero sin llegar a los números de los primeros. Parecía que todo el juego estaba y seguiría siendo dominado por los primeros, cuando a la partida se va a unir, es más, se está acicalando para entrar con sus mejores galas, la compañía del hombre más rico del mundo, Jeff Bezos, el creador de Amazon.

 

Muchos se preguntarán el motivo por el que la que empezó siendo una librería y que hoy lidera el ecommerce a nivel mundial quiere entrar en el mercado publicitario. La respuesta es sencilla, el poder de los datos. Amazon cuenta con la base de datos más importante del mundo de personas que compran a diario en su plataforma. Conoce sus gustos, su poder adquisitivo, lo que compra, cuando lo compra…. Y hoy día, quien tiene los datos, tiene el Poder.

Las empresas que apuesten por Amazon como soporte publicitario saben a ciencia cierta que colocarán su publicidad delante de personas que están comprando en ese momento, personas que tienen dinerito en sus visas, móviles o monederos virtuales. Atrás quedó y parece del siglo pasado eso de dinero en su billetera.

En la actualidad los anuncios que vemos en Amazon, están muy disimulados entre los resultados orgánicos. Son búsquedas patrocinadas y publicidad display. Son anuncios que forman parte del “paisaje”. No quiero Bezos que sus usuarios conozcan los movimientos de sus fichas antes de que el jaque mate esté cercano. No quiere recibir críticas por una publicidad agresiva, prefiere ir como de despistado, sin hacer ruido, pero habrá muchas, muchas nueces,

Y habrá tantas que no se conforma con los poco más de 1.500 millones de dólares que esta publicidad deja actualmente en su cuenta (es calderilla), máxime cuando Facebook supera los 17.000 millones y Google duplica esta cantidad.

El multimillonario, que ocupa el primer puesto en el Ranking de Forbes y que cuenta con una fortuna de 105.000 millones de dólares sabe que apuesta a caballo ganador y que cuando decida a mover ficha, la partida será suya. Las empresas saben que deben estar donde están sus clientes y estos estarán a buen seguro navegando por las páginas de Amazon, disfrutando de Amazon Prime, recibiendo sus compras a las pocas horas de haberla realizado o viendo el último estreno de la peli o serie de moda, que a buen seguro contará con las campañas publicitarias de los mejores anunciantes.

Amazon, o cómo una simple librería virtual puede llegar a dominar el mundo y discutirle, por no decir arrebatarle el liderato o supremacía mundial a Google o Facebook.

Palabra de AndaluNet.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

clear formSubmit