Semanas atrás le comentaba a mi querido Juan José Infante que estuviera atento a la palabra “funnel” y que la iba a oír hasta en la sopa. Es más, algunos iluminados lo consideran el anticipo de la muerte de la página web como fue concebida (pero no temas, que al e-mail Marketing lo llevan matando 10 años) .

 

Me gusta definir Marketing como toda estrategia que hace que tu producto o servicio se venda antes que el de tu competencia. Pero, ¿qué es un funnel, también llamado embudo? De una forma sencilla te diré que es cada una de las fases que van desde que se percibe el interés en un producto hasta que se acaba comprando.

 

Imagina que escuchamos en la radio un anuncio de una moto de Eduardo Castro, empezamos a soñar con ella, indagamos por las redes sociales para ver fotos, características, opiniones, comparativas y finalmente entramos en la web de mi amigo Eduardo. Luego vamos al banco para ver si nos da la financiación necesaria y acabamos en el concesionario para verla físicamente y acabar comprándola -lógicamente en Eduardo Castro Motos, nada de Showrooming :-)

 

Cada una de esas fases es un paso dentro de un funnel. Observa, la venta no se produce en un solo paso. Es necesario recorrer un camino.

 

Esta semana me llamaba la atención una conversación en Linkedin en la que un miembro de esta comunidad de empresarios (ya hay 600 millones de personas) se quejaba de esos que te piden contacto profesional y a los 10 minutos te mandan una oferta para que trabajes con ellos, para que les compres un producto ó servicio.

 

A mí me ha pasado en varias ocasiones y me lo tomo con mucho humor (Señor, perdónalos porque no saben lo que hacen). Siempre me viene a la cabeza esa chica que conociste un día en una fiesta (para algunos pudo ser en un guateque) y a la que nunca le pediste que se casara contigo a los 10 minutos. ¿A qué no?

 

Y no lo hacíamos porque nosotros ya sabíamos desde que eramos niños que existían los funnels :-)

 

Pero lo que muchos no saben es que para que la venta, la magia de la venta, se produzca en Linkedin, es necesario además de tener un perfil comos los chorros del oro y una red de contactos pulida (y no hablo de tu mujer, tu cuñado Ramiro y de tus cinco competidores), debemos trabajar los funnels generando visibilidad y confianza con nuestras publicaciones, en las que tenemos que aportar ese valor que nos posicione (sin llamar a Santi Perdomo) como un referente en el sector.

 

Esas aportaciones de valor son siempre gratuitas porque una de las máximas de la Red Social de Microsoft no es otra que el Givers Gain (los que dan, recibirán)…

 

Fijaos compañeros amantes del #marketingrelacional: Visibilidad, Confianza y Givers Gain. Nuestros pilares en #BNI son también los pilares de Linkedin.

 

Porque la vida, al igual que BNI es siembra continua… #porquelavidapuedesermaravillosa

 

Feliz semana amigos.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

clear formSubmit